Booking.com

viernes, 18 de marzo de 2016

Monas de Pascua murcianas. Receta de Semana Santa

La Mona de Pascua es uno de los productos más típicos de la Semana Santa, con larga tradición especialmente en las regiones mediterráneas. Dependiendo de la zona sigue recetas y formas diferentes, aunque todas simbolizan el final del ayuno de Cuaresma. La tradición dice que es el padrino quien regala a su ahijado la mona en el Domingo de Pascua, y se come en familia el Lunes de Pascua. Las Monas de Pascua murcianas son panecillos alargados decorados con un huevo cocido, tiernas y deliciosas.

Lo cierto es que en Murcia se pueden encontrar monas durante todo el año en las panaderías y confiterías, y son una merienda muy típica sobre todo para los niños. Yo recuerdo por ejemplo cómo en la fiesta del colegio antes de Navidad disfrutábamos de un rico desayuno a base de monas y chocolate caliente, pero es en Semana Santa cuando adquieren verdadero protagonismo. Es una masa muy tierna enriquecida con aceite y leche, y si la trabajamos con las manos y la superficie de trabajo engrasadas, será mucho más sencilla de dominar.

Ingredientes para unas 12 monas de Pascua
  • Para la masa: 250 ml de leche tibia, 250 ml de aceite de oliva, 125 g de azúcar, 600 g de harina de fuerza, 25 gr de levadura fresca de panadería, 1 cucharadita de sal, ralladura de 1 limón, 2 huevos L.
  • Para el acabado: 1 huevo batido con un chorrito de leche, huevos previamente cocidos, azúcar.
Cómo hacer monas de Pascua murcianas


Desmigar la levadura fresca, mezclar con la leche y añadir una cucharada del azúcar y dos de la harina. Tapar y dejar fermentar unos 30 minutos. Batir ligeramente en un recipiente grande el aceite de oliva con el azúcar restante, la sal, la ralladura de naranja y los huevos. Añadir la mitad de la harina, trabajar un poco e incorporar la mezcla de levadura. Añadir el resto de la harina. Amasar hasta conseguir una textura suave, homogénea y elástica. Formar una bola, colocar en un recipiente engrasado, tapar y dejar levar hasta que doble su tamaño.
Deshinchar la masa ligeramente y separar porciones del mismo tamaño. Volear cada unidad y dar la forma deseada. Se pueden hacer bollitos normales circulares, pero la forma de mona más tradicional es obloide, alargada, con el centro más ancho para albergar el huevo cocido. Colocar en una bandeja de horno, pintar con el huevo batido, tapar y dejar levar hasta que doblen su tamaño.
Precalentar el horno a 200ºC. Una vez levadas las monas, volver a pintar con huevo batido, con mucha suavidad. Colocar con cuidado un huevo en el centro de cada unidad y decorar con azúcar al gusto. Introducir en el horno a media altura, bajar la temperatura a 170ºC y hornear durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado bien. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Tiempo de elaboración | 90 minutos más los levados Dificultad | Media
Degustación
Las Monas de Pascua murcianas se suelen tomar como desayuno o merienda, y están deliciosas acompañadas de chocolate o un sencillo vaso de leche. Tienen una miga muy tierna y suave, y aguantan muy bien dos o tres días si se guardan en un recipiente hermético. Aunque la tradición manda tomarlas el Lunes de Pascua, hoy en día es difícil resistirse a ellas y se disfrutan en cualquier día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario