Booking.com

martes, 14 de junio de 2016

Albóndigas en salsa de verduras

A pesar de no ser especialmente aficionada a la carne, he de decir que cuando se me presenta picada no le pongo ningún pero. Por ello, elaboraciones como estas albóndigas en salsa de verduras entran dentro de mis platos favoritos. De suave textura y sabor, son un plato excelente que disfruta toda la familia.

En mi familia, las albóndigas en salsa de verduras han sido siempre bienvenidas en la mesa. Ahora soy yo quien las hace para los míos y los gustos no han cambiado. Una receta tradicional donde las haya, muy completa y sabrosa, que merece la pena incorporar a todo recetario.

Ingredientes para seis personas
  • 1 huevo, 1 cucharada de leche, 1 rebanada de pan de molde, 500 g de carne de pollo (o ternera) picada, harina de trigo, 1/2 cebolla, 1 zanahoria, 1/2 calabacín, 2 tomates de lata, 100 ml de vino blanco, 100 ml de caldo de ave, 1 lata de guisantes de 100 g, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.
Cómo hacer albóndigas en salsa de verduras

En un recipiente amplio y hondo, batimos el huevo y la leche. Le agregamos la rebanada de pan de molde y la aplastamos con un tenedor. Incorporamos la carne picada, salpimentamos y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.
Tomamos pequeñas cantidades de la mezcla y las boleamos. Las pasamos por harina y las freímos en abundante aceite caliente durante un par de minutos. Sólo queremos que se doren por fuera, así que las retiramos en seguida y las pasamos a un plato con papel absorbente, para que escurran el exceso de grasa, y reservamos hasta que tengamos lista la salsa.
Para elaborar la salsa, pelamos y picamos la cebolla. Calentamos un poco de aceite de oliva en una cazuela y la pochamos a fuego suave durante 10 minutos. Mientras tanto, pelamos la zanahoria y la cortamos en dados. La agregamos a la cazuela y dejamos pochar otros 10 minutos.
Pelamos el calabacín y lo cortamos en dados, lo agregamos a la cazuela junto con el tomate, también cortado en dados, y el vino blanco. Subimos la intensidad del fuego y esperamos a que el vino se haya evaporado antes de regar con el caldo de ave.
Cuando el conjunto alcance de nuevo el hervor, incorporamos las albóndigas a la cazuela y dejamos cocer a fuego muy suave durante 20 minutos, bajo tapadera. En el ultimo momento, escurrimos los guisantes, los lavamos bajo un chorro suave de agua fría y los incorporamos. Servimos inmediatamente.

Tiempo de elaboración | 60 minutos
Dificultad | Fácil
Degustación
Una de las ventajas de estas albóndigas en salsa de verduras es que son un plato por sí solas y no necesitan más que de una guarnición de puré de patatas, arroz blanco o similar para obtener una comida completa. Precisamente por esa misma razón, el mejor momento para degustarlas es el del mediodía. Una copa de vino blanco fresquito y la cosa queda redonda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario