Booking.com

viernes, 19 de agosto de 2016

Salmón glaseado con mostaza y romero sobre cama de poro y nabo. Receta

Cuántas veces hemos escuchado que para mejorar nuestra salud cardiovascular, debemos aumentar nuestro consumo de pescado, sobre todo salmón. No sé ustedes pero yo a veces me quedo sin ideas y termino preparando la misma receta una y otra vez. Cuando probé el sabor de este salmón glaseado con mostaza y romero cobre cama de poro y nabo, supe que tenía que compartirlo.

La mezcla que se unta encima del salmón es ligeramente dulce, equilibrándose perfectamente con el picor del poro y del nabo. Aunque parece una receta bastante complicada, la verdad es que es bastante sencilla, ya que puedes preparar el nabo y el poro mientras el salmón se hornea. Aunque yo la prepare para un día normal entre semana, creo que se puede convertir en un platillo digno de servir cuando tenga invitados.

Ingredientes
1½ cucharada mostaza antigua, ½ cucharada miel, 1 cucharadita romero fresco picado finamente, 1 cucharadita hojas de eneldo picadas finamente, 2 filetes de salmón (150-170 gramos cada uno), 1½ cucharada mantequilla, 1 nabo mediano cortado en rebanadas finas, 1 poro grande cortado en rebanadas finas, 2 cucharaditas hojas de eneldo picadas finamente, ¼ taza vino blanco.
Preparación
Precalentar el horno a 200°C. Engrasar con un poco de aceite de oliva un refractario.
En un tazón pequeño mezclar la mostaza con la miel, el romero y las hojas de eneldo.
Coloca lo filetes de salmón en el refractario, con la piel hacia abajo, sazona con sal y pimienta. Esparce uniformemente la mezcla de mostaza sobre los filetes. Hornea hasta que estén opacos, alrededor de 15 minutos.

Mientras tanto en una sartén derrite 1 cucharada de mantequilla, añade el nabo, el poro y las hojas de eneldo. Cocina moviendo constantemente hasta que estén suaves, aproximadamente 15 minutos. Añade el vino y cocina hasta que se evapore. Retira del fuego y añade ½ cucharada de mantequilla. Mezcla a integrar. Sazona al gusto.
Sirve primero la capa de poro y nabo, y encima coloca los filetes de salmón.
Degustación
Debido a que el salmón glaseado con mostaza y romero sobre cama de poro y nabo, es un platillo con muchísimo sabor, te recomiendo acompañarlo de un platillo neutro, por ejemplo un arroz blanco. El maridaje ideal sería una copa de vino blanco.
Porciones | 2
Dificultad | Media

No hay comentarios:

Publicar un comentario