Booking.com

lunes, 28 de agosto de 2017

Máquina expendedora de ostras…¡sólo en Francia!

Para los que vivimos en la Ciudad de México, es todo un lujo y un reto encontrar productos del mar súper frescos, especialmente ostras. Así que me llamo mucha la atención la idea de un comerciante de mariscos de la Isla de Ré, ubicada al oeste de Francia. Se trata de una máquina expendedora de ostras frescas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Las ostras se venden cerradas, de lo contrario no se considerarían frescas.

La idea surgió porque muchas veces los clientes llegaban a comprar ostras cuando la tienda ya había cerrado, así que esta máquina es una alternativa para poder seguir vendiendo sus productos, incrementar sus ventas, y mantener a sus clientes felices. El precio es el mismo que el que maneja la tienda en sus horario normales.

La dinámica, como la puedes ver en el video, es la siguiente: Los clientes llegan al lugar donde se encuentra la máquina, seleccionan la cantidad, el tipo y el tamaño de las ostras que quieren, se les indica el monto a pagar y, si todo es correcto, la máquina abre una ventana y se puede tomar la caja con las ostras. En los horarios de funcionamiento de la tienda, puedes realizar tu pedido por adelantado a través de un mensaje de texto, y en esta modalidad puedes añadir complementos como algas marinas.
En un mundo en el que las personas jóvenes están acostumbradas a realizar la mayoría de las compras a través de internet, y tener poco contacto con un vendedor, es posible que en unos años muchos negocios utilicen este tipo de máquinas. Además es interesante ver máquinas expendedoras con diversos productos, no sólo refrescos, papas, dulces, chocolates y pan dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario