Booking.com

viernes, 22 de enero de 2016

Gratinado de puerros con jamón y queso. Receta fácil y rápida

Hace años que tengo esta receta, casi los mismos que hace que no la hago. Hubo un tiempo en que protagonizó muchas comidas familiares, pero llegaron otras recetas y desapareció de mi repertorio.
No fue hasta que, hace unos días, un programa de cocina me la recordó y el delicioso sabor de este gratinado de puerros con jamón y queso invadió mis sentidos. Y entonces lo rescaté del olvido.



Además de estar deliciosa, es una receta muy fácil de elaborar, rápida y de ingredientes humildes y accesibles. El gratinado de puerros con jamón y queso es perfecto para cuando queremos comer casero y no tenemos tiempo para ello. Podemos dejar la fuente lista y simplemente meterla al horno media hora antes de comer. Una receta express para los atareados.

Ingredientes para cuatro personas

  • 8 puerros en conserva, 8 lonchas de queso Edam (Gouda o similar), 8 lonchas de jamón cocido, 500 ml de salsa bechamel y 50 g de queso rallado para gratinar.

Cómo hacer gratinado de puerros con jamón y queso

Partimos de la base de que disponemos de la salsa bechamel, lo que nos ahorrará unos 20 minutos. De no ser así, elaboramos una salsa bechamel siguiendo las indicaciones de la receta tradicional o las de la receta de salsa bechamel sin trigo, en caso de ser intolerantes al gluten.

Escurrimos los puerros del agua en el que vienen conservados y los secamos bien con papel absorbente. Envolvemos cada puerro en una loncha de queso y, a continuación, en una loncha de jamón cocido. Cubrimos la base de una fuente de horno con una capa de salsa bechamel y disponemos los puerros encima.


Vertemos la salsa bechamel sobre los puerros, asegurándonos que queden bien cubiertos para que no se sequen con el calor del horno. Esparcimos el queso rallado sobre la salsa bechamel y cocemos en el horno, pre-calentado a 200 ºC, durante unos 20 minutos o hasta que la superficie adquiera un color dorado. Retiramos del horno, dejamos reposar unos minutos y servimos calientes.


Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Este gratinado de puerro con jamón y queso es un plato capáz de constituir una comida por si solo. La salsa bechamel aporta contundencia al conjunto y, aunque el resto de ingredientes no son pesados, permite que sea considerado como plato único. Tiene un sabor suave, muy reconfortante. Un plato casero, perfecto para nuestras comidas de diario.

Fuente

Hoteles en Punta del Este

No hay comentarios:

Publicar un comentario