Booking.com

viernes, 12 de agosto de 2016

Hamburguesa de buey al ajo negro, la receta para sorprender en las barbacoas veraniegas

Esta hamburguesa de buey al ajo negro, es una auténtica delicia, ya que los sabores típicos del ajo negro y su aroma que recuerda al regaliz, funcionan muy bien en combinación con los berros y canónigos de la ensalada que dejamos en la base.

A diferencia de otras hamburguesas gourmet, en esta no vamos a añadir queso ni tomate ni más salsa que la que hacemos con el ajo negro, para no perder la esencia ni camuflarla con otros sabores.

Ingredientes para cada hamburguesa
  • 180 g de carne de buey picada, 1 diente de ajo negro, sal, berros, canónigos, pan de hamburguesa, un poco de mantequilla
  • Para la salsa de ajo negro (suficiente para 10 hamburguesas): 250 ml de nata, 1 cabeza de ajos negros
Cómo hacer la hamburguesa de buey al ajo negro

Picamos el diente de ajo negro y lo mezclamos a mano con la carne de la hamburguesa, de forma que quede bien repartido. Después hacemos una bola y la aplastamos ligeramente con la palma de la mano, para hacer la forma de la hamburguesa sin apelmazarla. Dejamos reposar la hamburguesa a temperatura ambiente durante 30 minutos.
Para hacer la salsa, cocemos los ajos negros en nata líquida durante 10 minutos y trituramos, volcando la salsa en un biberón. Tostamos el bollo de pan de hamburguesa previamente untado con mantequilla.
Hacemos la hamburguesa a la plancha o a la parrilla, dejando que se cocine durante 3 minutos por cada cara. Si tenéis ocasión de hacerla a las brasas de la barbacoa, tomará un delicioso sabor ahumado que le irá estupendamente.
Montamos la hamburguesa poniendo berros y canónigos en la base de pan tostado y colocamos sobre ellos la hamburguesa cuando esté al punto deseado. Aplicamos una generosa capa de salsa de ajo negro por encima y cubrimos con la tapa del bollo de pan de hamburguesa. Servimos inmediatamente.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Muy fácil
Degustación
Esta receta de hamburguesa de buey al ajo negro es sabrosa y tiene un sabor tan intenso que la disfrutaréis sin necesidad de más aditivos tales como salsa ketchup, mostaza o salsa barbacoa. Como guarnición, las clásicas patatas fritas perfectas son la mejor sugerencia de acompañamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario