Booking.com

viernes, 15 de julio de 2016

Pechuga de pollo en salsa de frijol. Receta

El frijol es parte de la historia misma de México y de sus costumbre gastronómicas. Es sin duda alguna un de los alimentos de mayor consumo en el país como el maíz y en menor medida el pollo. No me imagino una comida familiar de domingo sin que estén en la mesa unos ricos frijoles de olla. Que decir de unos deliciosos frijoles refritos, ya sean negros o bayos.

Hoy te propongo que combinemos dos de los alimentos más consumidos en México tal y como lo comenté anteriormente con esta receta de pechugas de pollo en salsa de frijol. La salsa de frijol es sorprendente ya que si la sazonas bien le puedes dar mucho carácter a una pechuga normalmente bastante neutra.

Ingredientes
Dos pechugas de pollo, 250g de frijoles negros cocidos, media cebolla, media taza de consomé de pollo, una cucharada de aceite vegetal, una cucharada de mantequilla, dos cucharadas de crema ácida, sal y pimienta negra molida.
Preparación
Vamos a calentar un sartén bastante grande en el que vamos a derretir la mantequilla junto con el aceite. Sellamos a fuego alto las pechugas unos tres minutos de ambos lados, bajamos la lumbre al mínimo y dejamos unos ocho a diez minutos.

Mientras tanto vamos a preparar la salsa de frijol. Para ello picamos la media cebolla que sofreímos en una olla con un poco de aceite vegetal. Vertemos los frijoles en la olla junto con le media taza de consomé de pollo. Dejamos en la lumbre unos 10 minutos yvaciamos en la licuadora. Licuamos hasta que la salsa esté homogénea ay espesa.
Volvemos a pasar la salsa por la olla y agregamos ahora la crema. Ajustamos el sazón con sal y pimienta al gusto y dejamos a fuego lento unos cinco minutos. Vaciamos ahora la salsa ya lista sobre las pechugas de pollo y dejamos unos 15 minutos a fuego medio bajo.
Degustación
Las pechugas de pollo en salsa de frijol son ideales para una comida llena de sabor o para una cena. Te recomiendo servirlas con un arroz blanco o rojo así como con unos nopales asados. Un vino tinto ligero o una cerveza ámbar podrían combinar muy bien con este platillo.
Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Media

No hay comentarios:

Publicar un comentario