Booking.com

lunes, 18 de julio de 2016

Albóndigas de pollo y pimiento. Receta para el verano

Las albóndigas siempre me recuerdan mi infancia ya que en la casa solíamos comerlas cuando las hacía mi madre. En aquella época por lo general eran de carne de res pero con los años, y ya adulta, opté por reducir mi consumo de carne roja. De esta manera siempre ando en busca de ideas para preparar carnes blancas de manera variada y atractiva.

Hoy les propongo una receta de albóndigas de pollo y pimiento que me pareció muy buena cuando la probé en casa de unos amigos. Esta versión de las albóndigas es muy ligera y combina muy bien con una salsa de jitomate y unas pastas. Además de ser bastante fácil de hacer es muy conveniente ya que puedes servir hasta 12 albóndigas con tan sólo dos pechugas de pollo.

Ingredientes para 12 albóndigas
Dos pechugas de pollo, un pimiento rojo mediano, una cebolla chica, una taza de pan molido, un jitomate, un huevo, media taza de puré de jitomate, una cucharada de aceite de oliva, un manojo de perejil fresco, una cucharada de albahaca dulce seca, sal y pimienta negra molida.
Preparación
Para empezar esta receta van a cortar las pechugas de pollo en trocitos. Luego van a cortar la mitad de la cebolla en trozos chicos, sin que sea necesario picarla finamente. Desvenan el pimiento rojo y lo cortan también en chiquito. Ahora van a moler estos tres ingredientes juntos en un procesador de alimentos. Cuando esté molido fino le van a agregar el pan molido, el huevo, el perejil picado. Sazonan con sal y pimienta.

Con la mano van a formar bolitas de pollo que van a poner sobre una charola con papel de cocción. Hornear las albóndigas por unos 45 minutos a una temperatura de 180ºC.
Mientras las albóndigas están en el horno van a picar finamente el jitomate así como la otra mitad de la cebolla que les sobró. Calientan el aceite de oliva en un sartén y le agregan la cebolla. Sofríen unos minutos y añaden el jitomate picado, el puré de jitomate, el albahaca, sal y pimienta. Dejan en la lumbre unos cinco minutos y apagan. Cuando las albóndigas de pollo estén cocidas las ponen en el sartén con la salsa, vuelven a prender la lumbre y dejan unos 10 minutos más, a fuego medio.
Degustación
Las albóndigas de pollo y pimiento son perfectas para la comida y las pueden servir con unas pastas o con un arroz blanco. Como viene con salsa de jitomate pueden usar esta misma salsa para combinarla con el carbohidrato que escojan. Les recomiendo disfrutarlas con una copa de vino tinto o una cerveza oscura.
Tiempo de elaboración | 60 minutos
Dificultad | Fácil

No hay comentarios:

Publicar un comentario