Booking.com

lunes, 25 de abril de 2016

Las recetas más picantes de tu vida (y no hablamos de sexo)

Si crees que un trozo de guindilla en tus gambas al ajillo o unas gotas de tabasco en tu salsa de tomate son suficientes para decir que te gusta la comida picante, deberás leerte este post y descubrir las recetas más picantes de tu vida (y no hablamos de sexo) para después recalibrar tu valoración. No hace falta que domines la escala de Scoville. Estas son las comidas más picantes del mundo de las que ya hemos publicado unas cuantas recetas.

Para algunas culturas, el picante en sus platos es algo necesario, casi como para nosotros usar sal. Un plato que no es picante les parece falto de gracia y por mucho que pique para alguien que no esté acostumbrado, ellos añadirán incluso picante extra, con chiles, guindillas y otros condimentos para excitar sus receptores de esa sensación.

Las recetas más picantes del mundo

Sustancias y mezclas como la harissa de la cultura árabe, algunas massalas de curry, los pimientos, ajíes o chiles, el wasabi, la sriracha y otros aditivos, son responsables de los platos más picantes, esos que se disfrutan mientras te arde la boca, se te saltan las lágrimas o incluso se te humedece la nariz. Con ellas puedes preparar salsas hot and spicey, picantes y especiadas con las que hasta el más acostumbrado entra en calor.
Una de las formas más habituales de disfrutar del picante es utilizarlo en la elaboración de salsas. Como ejemplos baste recordar la de las patatas bravas, algunos curries y salsas con nombres como a la diabla y similares, que hacen fácil combinarlas con muchos tipos de alimentos.
Desde las clásicas patatas bravas bien picantes a las mil y una formas de usar las salsas de curry, en combinación con carnes, verduras, pescados y arroces, dan un montón de posibilidades a los que disfrutan con el picante.
Algunos de los platos más picantes del mundo
En el mundo hay mucha afición por la cocina picante, ya que desde el principio de los tiempos se utilizaban especias y aliños picantes para proteger los alimentos como conservante y además ahuyentar a los insectos y otros animales. Tanto en las culturas asiáticas china, india o japonesa, como en la gastronomía musulmana y en muchas recetas de Latinoamérica, los platos picantes están siempre presentes.

Se dice que el plato más picante que se sirve en nuestro país es un salteado que preparan en el restaurante Oam Thong, que hace prácticamente imposible la tarea de terminarlo. Allí podéis disfrutar una maravillosa -y también picante- sopa TOM YAM con langostinos.
En otras zonas del mundo, otros platos picantes famosos son el arroz frito con pimienta kachai y chiles del Pearl Café de Missouri, el Five Alarm Texas Chili con su potente cayena o el curry verde Thailandés en cualquiera de los restaurantes y puestos callejeros del país.

También pican lo suyo:
  • Lasa lemak, una sopa de marisco típica de Indonesia
  • Pica Pau, una carne muy especiada de Portugal
  • Pepperpot, estofado de carne de la Guyana
  • Papas a la huancaína de Peru
  • Mao xue wang, un caldo con chiles, sangre, anguila y vísceras, de China
  • Jerk, un adobo para pollo de Jamaica
  • Nasi Gore
  • y muchos más...
Ingredientes y aliños picantes

Salsas como la harissa, el curry o el Sambal una salsa espesa muy popular en Indonesia, son tan picantes que probarlas puede volverse una experiencia deliciosa o bien puede ser incluso desagradable porque siempre pican mucho más de lo que puedas imaginar.

El kimchi es un aliño coreano basado en ingredientes fermentados que también suele tener notas picantes. Recetas como el Kimchi jjigae que se sirve con carnes, pescados, hortalizas o pasta en disferentes grados de picante, pueden excitar hasta las papilas mas acostumbradas a las sensaciones fuertes.
Quizás el condimento considerado más picante en el mundo sea el sik sik wat una mezcla etíope elaborada con fenogreco, chile rojo y paprika con la que se elabora unasalsa idónea para carnes de ternera o de pollo. Dicen que su poder picante es realmente terrible.
Las recetas más picantes en Directo al Paladar
Recetas picantes con mejillones, calamares y otros frutos de mar

Siempre me gustaron los mejillones picantes, en especial unos que vendían con el nombre de mejillones "cabreaos", tan picantes que te obligaban a beber sin parar. No tengo esa receta exacta, pero si te gustan así, puedes hacerte unos mejillones picantes con el toque mexicano de nuestro compañero Philippe o estos de la imagen cocinados en salsa picante de tomate que sin duda no se te van a olvidar. Puro sabor con el toque picante que quieras añadirle.
Los calamares también son estupendos para combinar con el picante, gracias al dulzor de su carne. Una de las recetas más picantes del planeta es la de calamares en salsa americana, cuya foto encabeza nuestro post, y que puedes hacer en casa ajustando el picante a tus gustos y tolerancia.

Con los mariscos, también van muy bien las salsas picantes y buena prueba de ello son estos cócteles de langostinos con salsa sriracha picante que seguro que vais a disfrutar. Otra buena opción es preparar gambones en salsa de ostras ajustando el picante al gusto o disfrutar con unos langostinos en una salsa de curry y cacahuetes que seguro que os emocionará.

Los pescados son también muy buenos para tomar con marinados y aderezos picantes. Me gusta mucho la combinación de atún con picante que hizo Liliana en estas hamburguesas picantes de atún, y sin duda, la mezcla de mayonesa y wasabi le iba estupendamente a este lomo de salmón con boniato y huevas de salmón.

También el bacalao resulta bien rico con una costra picante de harissa, cocinándolo en el horno y después gratinando hasta conseguir que se forme la costra picante.
Recetas picantes con carne
La carne es un excelente vehículo para las recetas picantes. Es muy frecuente encontrar recetas picantes elaboradas tanto con carne picada o en trozos, como con piezas grandes de cerdo, pollo, ternera o cordero.

Buen ejemplo es este salteado de ternera con guindillas y comino, basada en las recetas chinas. Precisamente de esta cocina es oriundo el HuoGuo, la olla caliente o hot pot chino consistente en un caldo muy picante en el que se van cocinando diferentes ingredientes del que os hablamos hace tiempo.

Con carne de cerdo también podemos preparar platos bien picantes como unas deliciosas chuletas con salsa ahumada picante de cerezas o este cochinillo asado con salsa de mandarina picante elaborada con zumo y unos pimientos o guindillas secas, en cantidad suficiente para conseguir el efecto.
Para el pollo, nuestro aliño picante preferido es el curry. El pollo al curry es sencillo yregular su grado de picante es también muy fácil al poder diluirlo en la salsa en la que el conductor suele ser la leche de coco, la nata líquida o algún otro elemento graso de textura láctea.
Una vez tengáis una receta de pollo al curry, además de servirla y degustarla de la forma tradicional podéis también utilizarla para preparar otras recetas como una lasaña de pollo al curry, unas croquetas de pollo al curry o incluso un cremoso risotto hecho con esta base.

También podéis usar otros aliños picantes con el pollo como hicimos en estas alitas picantes al horno con harissa, similares a algunas recetas americanas como las Buffalo Wings que muchas veces tienen niveles de picante a base de jalapeños o pimientos habaneros que hacen casi imposible terminarse una ración.
Con esta recopilación de las recetas más picantes, seguro que has empezado a salivar. Si te gusta la comida que despierta y espabila, seguro que has encontrado varias opciones apetecibles en esta lista que nos gustaría completar con las que nos queráis sugerir en los comentarios. Además, si no la hemos hecho nunca, seguro que nos animaremos a prepararlas próximamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario